La nueva ordenanza fiscal municipal regulará las tasas por prestación del servicio de agua potable