Los restos de chimeneas, cenizas y brasas sin apagar, provocan incendio de un contenedor de reciclaje