Pinoso frena la progresión de los positivos