Sanidad utiliza la PRC y los tests rápidos para diagnosticar casos de coronavirus